· 

Milan-Inter: Derby della Madonnina

Podríamos escribir un capítulo interminable acerca de los derbis entre los dos colosos de Milán. Pero basta con esta foto postal mejor dichopara comprobar el ambiente que se generó en San Siro en una de las últimas veces que AC Milan e Inter coincidieron en la cúspide. En la imagen, el 23 del Inter, Marco Materazzi, disfruta junto al 10 del Milan, Rui Costa, de la escena dantesca en un envidiable primer plano. La densa humareda producida por las bengalas cerniéndose sobre el colosal estadio lombardo. La pasión del Derby dalla Madonnina.

 

El Inter surgió del propio Milan en 1908

El inicio de esta rivalidad se remonta a 1908. Ese año, los socios del AC Milan Foot-Ball and Cricket Club debatieron sobre si incorporar o no a futbolistas extranjeros al club. El resultado se sometió a votación y vencieron los partidarios de contar solo con italianos. Los socios que perdieron los comicios abandonaron el AC Milan y, el 9 de marzo de 1908, fundaron el Football Club Internazionale. De esta forma, llevaron a cabo la política de mezclar a italianos con extranjeros. Del propio Milan surgió el Inter. Hermanos y enemigos irreconciliables. Así nació una pugna sobre la hegemonía no solo en la ciudad de Milan, sino también en Italia y en el planeta. Desde el primer Derby della Madonnina hasta el último, se contabilizan 228 enfrentamientos oficiales. Con 84 triunfos del Inter, 77 del Milan y 67 empates. Con ligera ventaja interista. 

 

Milan e Inter poseen un palmarés envidiable. Juntos aportan 10 Champions (7 el Milan y 3 el Inter), 32 Scudettos (17 el Inter y 15 el Milan), 12 Copas de Italia (7 el Inter y 5 el Milan), 7 Intercontinentales/Mundiales de Clubes (4 el Milan y 3 el Inter) y 2 Recopas el Milan y 3 Copas de la UEFA el Inter. Por otro lado, comparten hasta el mismo estadio: se llama San Siro cuando juega como local el Milan y se denomina Giuseppe Meazza cuando lo hace el Inter. Esta es una de las particuliridades que les une más de lo que quisieran. El mítico coliseo, con capacidad para 80.018 espectadores, se inauguró el 19 de septiembre de 1926 con un Derby della Madonnina. El Inter venció 6-3 a sus vecinos. 

 

La pasarela de Milán

Por ambos bandos han desfilado un sinfín de leyendas. Por parte del los neroazurri: Giuseppe Meazza, Mazzola, Fachetti, Matthäus, Ronaldo Nazario, Javier Zanetti... Por el lado rossoneri: Liedholm, Rivera, Paolo Maldini, Baresi, Van Basten, Gullit... La lista es interminable. No obstante, ambas aficiones han compartido ídolos, futbolistas que se han enfundado ambas camisetas. Es el caso de Ronaldo, Pirlo, Seedorf, Ibrahimovic, Roberto Baggio, Bonucci, Vieri, Hernán Crespo, Davids, Vieira, Balotelli o hasta el mismo Giuseppe Meazza. ¿Y qué pasa cuándo en una familia sale un hijo que juega en el Inter y otro en el Milan? Pasó con los hermanos Baresi. Beppe, del Inter; Franco, del Milan. Se enfrentaron en numerosas ocasiones y le dieron al Derby della Madonninna un talante más mágico. Nos referimos a dos mitos. Ídolos. 

 

De jugadores de leyenda a escuadras de leyenda. Milan e Inter, en este sentido, llenan archivos vintage y contemporáneos. Sobresalen el Milan de Sacchi y el Inter de Helenio Herrera. Dos entrenadores revolucionarios desde distintas visiones y en diferentes épocas. El Inter de HH (Helenio Herrera) se nutrió de Fachetti, Luis Suárez y Mazzola. El Milan de los inmortales, como se conoció al de Sacchi, alcanzó la excelencia con los holandeses Van Basten, Gullit y Rijkaard. La escuadra interista le emuló y juntó a los alemanes Matthäus, Klinsmann y Brehme. De ahí salieron unos derbis eléctricos. Como también lo fueron los de Sandro Mazzola y Gianni Rivera. Por último, en cuanto a las versiones recientes, el Milan de Ancelotti y el Inter de Mourinho. Menos románticas, pero igual de gigantes y ganadoras. 

 

¿Por qué se le llama Derby della Madonnina?

 

Entrada de Wikipedia de la Madonninaestatua de cobre dorado de Carlo Pellicani que representa a la Asunción y está situada en el chapitel mayor de la Catedral de Milán. Desde el momento de su colocación, realizada en 1774, se convirtió en el símbolo de la ciudad, al margen de su significado religioso. Frases como a la sombra de la Madonnina designan por antonomasia a la ciudad de Milán.

 

Por esta estatua de la Catedral de Milán, símbolo de la ciudad, se llama así al derbi entre Inter y Milan. Derby della Madonnina


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com