· 

De Cebollitas al estrellato

Maradona mostró su versión más goleadora en sus inicios en Argentinos Juniors

Nació un 30 de octubre de 1960 en el seno de una familia humilde de Villa Fiorito, en Buenos Aires. El fragmento de la canción de `La mano de Dios, del  Potro Rodrigo, resume, perfectamente, su infancia: “En una villa nació, fue deseo de Dios, crecer y sobrevivir a la humilde expresión. Enfrentar la adversidad, con el afán de ganarse a cada paso la vida. En un potrero forjó una zurda inmortal, con experiencia sedienta ambición de llegar. De Cebollita soñaba con jugar un Mundial y consagrarse en Primera, tal vez jugando pudiera a su familia ayudar. Al poco que debutó. Marado. Marado. La doce fue quien coreó. Marado. Marado”.

Debut con 15 años

Se estrenó en Primera con 15 años, a diez días de cumplir los 16. Un descomunal talento como Diego aceleró la formación en el semillero del mundo con los Cebollitas y disputó su primer partido con Argentinos Juniors el 20 de octubre de 1976. Frente a Talleres de Córdoba como local en el Estadio de la Paternal. Al poco de iniciarse la segunda parte, Maradona, con el dorsal 16, se preparaba para cumplir su sueño. Antes de saltar al campo recibió las indicaciones de Juan Carlos Montes, su entrenador: “Prepárese nene. Juegue como usted sabe y, si puede, tire un caño”. Se tomó al pie de la letra las instrucciones: en el primer balón que tocó, lo pasó entre las piernas del rival y escuchó la admiración de la grada. Al final, Talleres venció 0-1 a Argentinos, pero quien ganó fue el fútbol. Con el debut de un fenómeno de masas que marcaría un antes y un después en el fútbol. Maradona se mantuvo como el debutante más joven hasta que Kun Agüero le arrebató el récord con Independiente ante San Lorenzo en 2003 (15 años, 1 mes y 3 días).

 

La decepción del Mundial de 1978

El Pelusa no tardó en hacerse con la titularidad y, un mes después, inauguró su cuenta de goles. El 14 de noviembre anotó sus primeros dos tantos en la victoria (5-2) de Argentinos Juniors sobre San Lorenzo de Mar de Plata. Maradona ya comenzaba a revolucionar al país. Todos querían ver a ese pibe de rulos que la rompía. La irrupción de Diego tuvo tal intensidad que le llevó a la Selección Argentina con 16 años y con apenas partidos en Primera. Menotti lo convocó y lo hizo debutar a principios de 1977 ante Hungría. Sin embargo, El Diez se llevaría la primera decepción de su carrera cuando el seleccionador le comunicó que era uno de los descartes para el Mundial de 1978. El evento se disputó en Argentina y la Albiceleste sumó su primer entorchado como campeón, con Kempes como héroe en la final ante Países Bajos.

 

El destape goleador y la provocación de Loco Gatti

En cualquier caso, El Pibe de Oro sabía que tenía toda su carrera por delante para ser protagonista con la Selección –el Mundial de México 86 le elevó al máximo y continuó con su imparable progresión. Maradona siempre destacó por lo muchísimo que generaba, pero, a esta primera versión, añadió la faceta de matador. El Diego más goleador lo disfrutó Argentinos JuniorsDe hecho, fue el máximo realizador del Metropolitano 1978, Metropolitano y Nacional 1979 y Metropolitano y Nacional de 1980. Ya sea como falso nueve o arrancando desde la derecha, Maradona llenó su saca de goles con Argentinos. Las cifran hablan por sí mismas. 116 goles en 166 partidos. En la 1979/80 vio puerta en 43 ocasiones. Jamás Maradona marcó tantos goles como en esta campaña. 

 

Un partido para recordar de Maradona es que enfrentó al Boca Juniors de Loco Gatti el 9 de noviembre de 1980. El partido vino precedido por unas declaraciones incendiarias del arquero de Boca: “Maradona es el mejor del momento. Se le está inflando de manera increíble. Me preocupa su físico. En pocos años no contendrá su tendencia a gordito”. Barrilete Cósmico respondió en la cancha y de qué manera. Argentinos Juniors ganó 5-2 a Boca y Maradona marcó cuatro goles al que después sería su compañero en Boca. 

 

Argentinos Juniors, hasta entonces una humilde entidad de cantera que luchaba por la supervivencia en la máxima categoría, disfrutó tanto como se benefició de los recitales del ídolo. Maradona, en 1980, su último año en el club, lideró al semillero del mundo hasta cotas insospechadas: subcampeón del Torneo Metropolitano y semifinalista del Torneo Nacional. Un lustro después de Maradona, Argentinos lograría la Libertadores, el mayor logro de su historia. Esa escuadra de Batista, Olguín y Borghi, con José Yudica de DT. Esta semilla de campeón la plantó Maradona con el gran salto cualitativo que le dio al Bicho de la PaternalEn la actualidad, la cancha de Argentinos Juniors se denomina Estadio Diego Armando Maradona, al igual que el estadio del Nápoles. Diego dejó un legado más allá de lo futbolístico. 

Goles de Maradona en Argentinos Juniors

Más artículos


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com