· 

Baltazar, el creyente del gol del Atlético de Madrid

Sin hacer tanto ruido como otros, Baltazar Maria de Morais Júnior es uno de los delanteros más letales que han pasado por el Atlético de Madrid. Sus números así lo demuestran: 61 goles en 93 partidos. Baltazar, además, logró dos Pichichis en la liga española: con el Celta en Segunda (34 goles en la 1986/87) y con el Atlético en Primera (35 goles en la 1988/89). El brasileño basó su fortaleza a partir de unas profundas creencias religiosas. Artilheiro de Deus, Atleta de Cristo.

 

La importancia de la religión en la vida de Baltazar

 

La fe de este brasileño natural de Goiania se inició con 18 años, cuando leyó por primera vez la Biblia. Desde entonces, la Sagrada Escritura le fortaleció y le acompañó como modo de vida. Tanto es así que entró a formar parte de los Atletas de Cristo, un movimento deportivo y religioso brasileño compuesto por cientos de profesionales y ex profesionales del deporte. También forman parte del mismo: Kaká, Donato (compañero de Baltazar en el Atleti), Lucio, Bebeto, Zinho, Ze Roberto, Edmilson, Taffarel, Catanha… Baltazar, por lo tanto, con Dios como inspiración, mostró su faceta por los tapetes de La Liga. Un creyente del gol. 

 

Interrumpió la supremacía de Hugo Sánchez en el Pichichi

 

El Atlético de Madrid fichó a Baltazar en el verano de 1988 como sustituto de Julio Salinas, traspasado al FC Barcelona junto a Eusebio Sacristán. Y el brasileño cayó con el pie derecho en el Vicente Calderón. Ofreció un rendimiento espectacular, más alto que en el Celta incluso. El brasileño superó a Hugo Sánchez en el Pichichi, dominador del trofeo en esa época, con 34 goles en 35 partidos. Rozó una diana por partido. Baltazar, en la 1988/89, logró un póker (Espanyol) y cinco hat-tricks (Cádiz, Espanyol, Betis, y Real Madrid en La Liga y Barcelona en la Copa). Un rendimiento brutal.  EArtilheiro de Deus vivió la voracidad de Jesús Gil con los entrenadores. Cuatro se sentaron en el Vicente Calderón en esa temporada: Maguregui, Briones, Atkinson y Addison. El Atleti, por su parte, quedó cuarto en la Liga y quedó eliminado por el Real Madrid en las semifinales de la Copa y por el Groningen en los treintaidosavos de la Copa de la UEFA.

 

Máximo goleador del Atleti en la 1989/90

 

En la 1989/90, aunque no marcó tantos goles, Baltazar continuó a un nivel alto: 18 goles en 38 jornadas. Quedó tercero en el Pichichi –tras Hugo Sánchez y Polster– y fue el máximo goleador del Atleti, pese a que Futre y Manolo le restaron más protagonismo que en la temporada anterior. El Atlético, de nuevo, repitió la cuarta plaza –iba segundo en la jornada 34– en La Liga y volvió a caer en los treintaidosavos en la UEFA, esta vez ante la Fiorentina de Roberto Baggio y Dertycia en los penaltis. Del mismo modo, el Real Madrid le eliminó de la Copa en los octavos. Javier Clemente, Briones y Joaquín Peiró, entrenadores rojiblancos en la 1989/90.

 

El fichaje de Schuster le dejó sin sitio en la 1990/91

 

Baltazar se marchó del Atleti al inicio de la 1990/91 por un excendente en el cupo de extranjeros. La llegada del alemán Bernd Schuster propició la salida de Baltazar al FC Porto. Baltazar, al que solo le faltó un título para redondear su estancia en el Manzanares, se marchó dejando tras de sí un alto ratio de productividad. El goleador que predicó los pasajes de la Biblia por el Vicente Calderón. 

Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com