· 

Beckenbauer, Gerd Müller y Sepp Maier, el eje del primer gran Bayern

Franz Beckenbauer, Gerd Müller y Sepp Maier cambiaron el destino del FC Bayern Múnich para siempre. Coincidieron por primera vez en la 1964/65, con el conjunto bávaro, de apenas tradición, en Segunda División. Esa misma campaña ascendieron a la Bundesliga y, una vez en la élite, los éxitos se multiplicaron. Copas, Bundesligas, la Recopa y, sobre todo, tres Copas de Europa seguidas y la Intercontinental. También hicieron historia con Alemania Federal mediante la consecución de la Eurocopa de 1972 y del Mundial de 1974, siendo la primera Selección de Europa que logró el doblete de forma consecutiva. El Káiser Beckenbauer, Sepp Maier y Torpedo Müller, en definitiva, evolucionaron el fútbol alemán y transformaron a los de Múnich en el equipo top de hoy en día. El eje del primer gran Bayern. Leyendas en mayúsculas.

El Káiser

El joven Franz empezó a destacar como delantero en el SC 1906 Múnich. Creció mientras soñaba con jugar en el TSV 1860 Múnich. Pero en un partido de categorías inferiores ante el TSV 1860 sufrió una bofetada del mediocentro de Los Leones. Decidió que nunca jugaría en el TSV 1860 y se incorporó a la cantera del Bayern. El guantazo que cambió el destino de Baviera, de Alemania y del fútbol. 

 

El Káiser se convirtió en el símbolo del Bayern y de toda Alemania. El carismático líder y capitán general. Fue elegido tercer mejor jugador del siglo XX –tras Pelé y Cruyff y ganó 2 Balones de Oro en 1972 y 1976. Resultó icónica su imagen con el brazo en cabestrillo en la prórroga del tremendo Italia 4-3 Alemania, el partido del siglo, en la Copa del Mundo de México 1970. La relevancia de Beckenbauer alcanzó tal parangón que superó incluso a la del máximo mandatario de la nación: percibió un salario tres veces superior al del Canciller Helmut Schmidt.

 

Por otro lado, las lecciones de Beckenbauer como líbero provocó que muchos equipos emularan este dibujo táctico, con el libre y los dos marcadores. Pereira y Pirri, por ejemplo, fueron dos excelentes líberos, pero ninguno como Beckenbauer. El del Bayern, lejos de quedarse incrustado en la defensa, avanzaba al ataque y organizaba el juego ofensivo. Se mostraba fiable y fino al mismo tiempo, experto en las entradas y en el pase largo al espacio. Su sociedad con Gerd Müller y Uli Hoeness sumó títulos y causó estragos en los rivales. El Káiser del fútbol, el mejor futbolista de la historia de Alemania. 

El Bombardero de la Nación

"Gerd es el origen. Es el jugador más importante de la historia del Bayern. Con sus goles el Bayern ascendió a las esferas internaciones que se encuentra a día de hoy" así hablaba Beckenbauer sobre su compañero. El líbero atrajó los focos, no obstante, el fútbol alemán le debe muchísimo a este brutal delantero centro puro. Balón de Oro en 1970. 

 

La definición del Bombardero de la Nación o Torpedo Müller –como era conocido– es la de un cazagoles. Oportunista e inteligente, con un potente tren inferior. Máximo exponente de la efectividad germana. Gerd Müller logró dos Botas de Oro y, además, quedó registrado como máximo goleador de las distintas competiciones que disputó: una vez del Mundial, una de la Eurocopa, cuatro de la Copa de Europa y siete en la Bundesliga (en la foto, mano izquierda, le vemos sosteniendo el trofeo del cañón que acredita al Pichichi de la liga alemana). 

 

Müller posee diversidad de récords históricos, entre ellos los de máximo anotador de la Bundesliga y del BayernCon los de Múnich marcó 365 goles en 427 encuentros de la Bundesliga y 66 tantos en 74 partidos de Europa. También fue el máximo artillero de las principales ligas europeas hasta que Messi le superó en 2012. Por contra, sí mantiene un registro valioso que, difícilmente, le será arrebatado. Es el único futbolista que ha marcado en una final de la Copa del Mundo, en una final de la Eurocopa y en una final de la Copa de Europa. Además, si Gerd veía puerta en una final era sinónimo de título: ganó todas las finales en las que anotó. Su gol más importante se lo marcó a Países Bajos en la Copa del Mundo de 1974. Le valió al combinado germano el Mundial, el segundo tras el del milagro de Berna

El Gato de Anzing

Mejor portero alemán del Siglo XX y cuarto mejor arquero de la pasada centuria tras Lev Yashin, Gordon Banks y Dino Zoff. El antecesor de Oliver Kahn es el primer gran cancerbero que surgió de las fronteras germanas, tierra prolífica en estas lares. 

 

Sepp Maier, one club man, desarrolló toda su carrera en el BayernTuvo ofertas para abandonar la entidad muniquesa y, al contrario que algunos compañeros suyos que ficharon por clubes extranjeros, decidió quedarse en su Baviera natal. 

 

Y, como Franz Beckenbauer y Gerd Müller, también ocupa un lugar privilegiado en el conjunto teutón con dos hitos. Figura como primero en el top histórico de presencias en el  Bayern (disputó más de 600 partidos) y se eternizó con trece temporadas seguidas jugándolo todo en la Bundesliga, sin faltar a un solo partido; 422 partidos consecutivos en total. En una ocasión, en la víspera del encuentro 350 ante el Schalke 04, preparó una cena para celebrarlo con sus compañeros. Ese día, sin embargo, encajó siete goles. Los Mineros endosaron un ¡0-7! al Bayern en el Olímpico. Pese a tal correctivo, la celebración se realizó. Con champagne francés y otros manjares...

 

A Maier le apodaron el Gato de Anzing por sus cualidades felinas: ágil, espectácular bajo palos y excelente en las salidas. Decisivo en la final de la Copa del Mundo ante la Naranja Mécanica y también en las tres Copas de Europa del Bayern. Sujetó a los de Múnich en las tres finales ante el Atlético de Madrid, Leeds United y Saint-Ettiene y en tantas eliminatorias de la máxima competición continental. El buen papel del cancerbero se vio recompensado con la elección a Futbolista alemán del año en 1975, 1977 y 1978. Un grave accidente accidente de tráfico acabó bruscamente con su vida con 35 años. Afortunadamente salvó la vida. 

 

Sepp Meier, Gerd Müller y Franz Beckenbauer, el eje del primer gran Bayern. 

 

 

Aquí finaliza el primer capítulo de esta trilogía especial sobre Franz Beckenbauer, Sepp Maier y Gerd Müller. 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com