· 

Maurizio Gaudino, Jay-Jay Okocha y Tony Yeboah, las estrellas del Eintracht Frankfurt 1993/94

Tony Yeboah se situó como máximo goleador de la Bundesliga por segundo año consecutivo, Jay-Jay Okocha marcó un gol maradoniano a Oliver Kahn y Maurizio Gaudino se ganó la convocatoria con Alemania para el Mundial. Estos fueron los méritos que acumularon las piezas clave del Eintracht de Frankfurt. 

 

Las águilas causaron sensación en la primera mitad de la 1993/94, líderes desde la jornada 4 hasta la 18. Por contra, en la segunda vuelta se desincharon y Töppmoller fue cesado a cuatro jornadas del final. Körbel cogió las riendas, dejó al equipo quinto y lo clasificó para la UEFA. Durante la temporada 1993/94, el Eintracht también disputó esta competición y el Casino Salzburgo, sorprendente finalista, lo eliminó en los cuartos de final. 

  

El golazo de Okocha a Kahn

 

El nigeriano era un medio habilidoso y creativo, lejos del prototipo africano de fuerza. Con calidad, visión y regate. Solo tenía 19 años y empezó a mostrar su potencial en los minutos que tuvo. En la 1993/94 disputó un total de 25 partidos y anotó 4 goles. 

 

Uno de estos tantos se lo marcó al Karlsruher de Oliver Kahn el 31 de agosto de 1993. Okocha regateó hasta en dos ocasiones a Kahn y también hizo lo propio con los defensas que saliero a su paso. La jugada acabó con el balón besando el fondo de las mallas. Jay-Jay ejecutó la maravilla a fuego lento. Con recortes y pausas. Fútbol callejero, pura clase.

 

Esta irrupción le llevó al Mundial de 1994 con Nigeria y, posteriormente, también disputó las Copas del Mundo de 1998 y 2002. No obstante, su cénit con las  super águilas se produjo con la histórico Oro de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. 

 

Anthony Yeboah, el Pichichi de la Bundesliga que acalló al racismo

 

Uno de los mejores delanteros de la Bundesliga. Por su capacidad anotadora y por su estado de forma. Tony Yeboah se situó como máximo artillero del campeonato alemán durante dos temporadas seguidas junto a Kirsten y Kuntz. En la 1992/93, Yeboah y Kirsten, del Bayer Leverkusen, anotaron 20 goles; en la 1993/94 el ghanés y Kunt, del Kaiserslautern, marcaron 18 goles. 

 

Anthony Yeboah era el mejor jugador de los de Frankfurt. El nivel del ghanés estaba por encima del resto de sus compañeros. De hecho, los buenos años del conjunto germano no se entienden sin Yeboah. Y eso que, en sus inicios con las águilas, sufrió desagradables capítulos racistas por parte de los hinchas radicales del club. Tony, el primer futbolista de raza negra del Eintracht, contestó a la xenofobia con goles. Ese era Yeboah, un rematador nato. Ambidiestro, cabeceador y con un potente disparo desde media distancia.

 

Maurizio Gaudino se ganó la convocatoria con Alemania para el Mundial de 1994

 

Hijo de inmigrantes italianos que se establecieron en Alemania. Mediocampista con llegada. Formó parte del Stuttgart que fue campeón de la Bundesliga de 1992 y finalista de la Copa de la UEFA de 1989 (cayó ante en Nápoles de Maradona en la final). Gaudino dejó el Stuttgart y fichó por el Eintrach en la 1993/94. Rindió a un nivel alto (32 partidos y 7 goles), lo que le valió la convocatoria con Alemania -la escuadra de Berti Vogts defendía el título que logró en 1990- para el Mundial. Sin embargo, no jugó ni un minuto y vivió, con impotencia, la eliminación ante la Bulgaria de Stoichkov en los cuartos de final. En total, disputó cinco partidos con Die Mannschaft y anotó un gol.

El golazo de Okocha a Oliver Kahn

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com