· 

La segunda Copa Libertadores de Nacional

Nacional de Montevideo posee tres Copas Libertadores en sus vitrinas, en 1980 logró la penúltima de ellas. El Tricolor superó en la final al Internacional de Porto Alegre de Falcao y se proclamó campeón de América. Tras el empate sin goles en Beira-Rio, Nacional venció 1-0 a los de Porto Alegre en el Estadio Centenario y se adjudicó el título. Con el histórico gol de cabeza de Victorino a centro de Moreira.

 

Este es el histórico once (foto principal) que derrotó al Inter:

  • De pie: Rodolfo Rodríguez, Juan Carlos Blanco, Víctor Espárrago, Washington González, José Moreira y Hugo de León.
  • Agachados: Alberto Bica, Eduardo De la Peña, Waldemar Victorino, Arsenio Luzardo y Julio César Morales.

 

Un Nacional repleto de leyendas

Foto de Alejandro Alonzo
El cabezazo de Victorino a Internacional que dio la Libertadores

Todo campeón cuenta con esos personajes destinados a escribir sus gestas. A este respecto, el Nacional de 1980 reunió a un extenso grupo de leyendas. Por encima de todas, emerge Juan Martín Mugica, sin el que se entendería este capítulo inolvidable. El entrenador que cogió a Nacional en un momento delicado y lo transformó en un campeón. Estamos hablando de un tipo con un aura especial, arraigado a estos colores. Como jugador estrenó el palmarés del club en la Libertadores e Intercontinental en 1971. Casi una década después, reescribió la historia y sumó otra Libertadores y otra Intercontinental como técnico. Mugica instauró el marcaje al hombre e insistió en el despliegue físico, reforzado por los métodos del preparador físico, Esteban Gesto. Con estas variantes, el Bolso alcanzó su mejor nivel y vivió un 1980 memorable.

 

Mugica tiró de la experiencia de los que fueron sus compañeros en el 71, Víctor Espárrago, Cacho Blanco y Cascarilla Morales. Los tres lograron su segunda Libertadores en 1980 –al igual que Mugica– y fueron importantísimos dentro y fuera de la cancha. A todos ellos, sin embargo, les superó su compañero Hugo, entonces un joven cachorro de 22 años recién campeón. El cachorro creció y se convirtió en el León que indica su apellido. En 1988 sumó su tercera y última Libertadores, de nuevo con Nacional. La segunda la logró con Gremio en 1983 ante Peñarol, el acérrimo rival. Pero, volviendo al Nacional de 1980, también conviene destacar a Waldemar Victorino y Rodolfo ‘la pantera’ Rodríguez. Victorino coronó a Nacional con su famoso cabezazo y la pantera, el arquero, a sus 24 años, demostró su altísimo nivel.

 

El camino hasta la final

 

Para acceder a la final, el Bolso superó la serie como líder por delante de The Strongest, Defensor Sporting y Oriente Petrolero. Del mismo modo, en las semifinales –segunda liguilla– quedó por delante de O´Higgins y Olimpia y se citó con Internacional en la final. En la ida, Nacional logró un valioso punto en el 0-0 de Beira-Rio, delante de 20.000 tricolores desplazados a Brasil, y remató el trabajo en la vuelta. Waldemar Victorino decidió la final en el minuto 34. Nacional defendió su valiosísima renta y Rodolfo Rodríguez, en los instantes finales, evitó el gol de cabeza de Falcao con una estirada felina. Muy de la pantera. Nacional lo celebró en casa. Campeón de América por segunda vez.

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com