· 

Cacho Heredia y Ratón Ayala, del San Lorenzo al Atlético de Madrid

Esta es la historia de dos amigos de toda la vida unidos por el balón. Como cualquier buena historia, esta empieza cuando ambos eran niños. Ramón Cacho Heredia y Rubén Ratón Ayala vivían a poca distancia en el mismo barrio de Buenos Aires, se pasaban horas jugando al fútbol y compartieron los mismos equipos desde la infancia hasta bien entrada su carrera profesional. En este primer artículo del Especial de Ayala y Heredia hablamos de todo ello y, además, contamos como saltaron a la fama en el San Lorenzo de Almagro bicampeón de 1972 y, por último, como ficharon conjuntamente por el Atlético de Madrid en el verano de 1973. 

 

Ramón Armando Heredia Ruarte es natural de Cruz del Eje, en el noroeste de Córdoba. Cuando nació, el 26 de febrero de 1951, el médico que se hizo cargo del parto fue Arturo Umberto Illia, quién más adelante fue presidente de la Nación Argentina entre 1963 y 1966. Heredia, por lo tanto, dio sus primeros pasos en Córdoba y, más adelante, su trasladó con su familia a Lanús, en Buenos Aires. Sus padres querían que les siguiera en la imprenta en la que trabajaban, pero Ramón tenía otra aspiración. Por su parte, Rubén Hugo Ayala Sanabria (8 de enero de 1950) formaba parte de una familia muy numerosa que se trasladó desde Santa Fe a Lanús. Cuando acabó Primaria, Rubén echó una mano a sus padres trabajando en una zapatería. En definitiva, Rubén y Ramón, cuyas casas distaban a escasa distancia, se hicieron inseparables gracias a su amor por el fútbol. Dieron rienda suelta a la misma pasión en el Magán (el equipo del barrio) y en el potrero.

 

Del siguiente personaje sabemos poco. Solo conocemos su apellido y nacionalidad: Señor Martínez y español. Fue el ojeador que descubrió a Rubén Ayala y Ramón Heredia, de 13 y 12 años, un día de 1963 mientras jugaban. El hombre en cuestión venía de vender carbón montado a caballo. Otros tiempos. El Señor Martínez detectó el potencial de ambos pibes, por lo que les prometió que les llevaría a la cantera del San Lorenzo de Almagro ante la estupefacción de los dos amigos. De esta manera, Ayala y Heredia ingresaron en las inferiores del Ciclón, previo paso por el conjunto amateur del Amor y Lucha de Gerli. En la cantera del San Lorenzo perfeccionaron sus habilidades (Ayala, delantero veloz y agitador; Heredia, central expeditivo y contundente) junto al entrenador Ernesto Duchini y ambos ascendieron al primer equipo con 18 años. Ayala un año mayor en 1968 y Heredia en 1969

El bicampeonato de 1972

Ratón Ayala y Cacho Heredia formaron parte del Gigante de Boedo que ganó el Metropolitano y el Nacional en 1972 junto a Villar, Telch, Fischer, Sanfilippo, Scotta, Figueroa, Rezza... El desempeño de Ayala y Heredia, que explotaron este año, resultó crucial para lograr el histórico bicampeonato. El Ratón se situó como el máximo realizador del equipo en ambos torneos: 14 goles en el Metropolitano y 8 en el Nacional.

 

Por otra parte, Ayala y Heredia también realizaron una gran Copa Libertadores con San Lorenzo un año después, en 1973. El legendario Independiente de Bochini, que logró cuatro Libertadores seguidas en 1972, 1973, 1974 y 1975, les cerró el pase a la final en una segunda fase a modo de liguilla. ¡Por un punto! Independiente quedó primero con 5 puntos, San Lorenzo segundo con 4 puntos. Tan cerca. Rubén Ayala y Ramón Heredia, por cierto, se vengarían del Rojo en 1974 en la Intercontinental. Pero esto ya sucedió cuando ambos militaban en el Atlético de Madrid. 

Cuádruple pack de Boedo al Manzanares

El combinado colchonero, por su parte, añadió su séptima Liga a sus vitrinas en la 1972/73. El gran Atleti setentero, comandado por Luis Aragonés, Adelardo, Gárate, Irureta, Capón... Para la siguiente temporada, Max Merkel no continuó como entrenador y le sustituyó Juan Carlos Lorenzo, bicampeón con San Lorenzo en 1972. Sí, el que dirigió a Ratón y Cacho en el equipo porteño. Técnico de la escuela de Helenio Herrera, amante de la táctica y del orden. A Rubén Ayala, por cierto, Lorenzo le llamaba Pelé. Le motivaba nombrándole con el nombre del mejor futbolista...

 

La llegada de Toto Lorenzo al Atlético propició los fichajes de Ratón Ayala, Cacho Heredia y Panadero Díaz. El DT avaló la contratación de todos ellos y los volvió a dirigir en la escuadra rojiblanca. Ayala y Heredia ficharon por el Atlético a cambio de 18 millones de pesetas en una operación conjunta. El secretario técnico Víctor Martínez, encargado de los fichajes y las ventas en los tiempos del presidente Vicente Calderón, se desplazó hasta el corazón de Boedo y cerró el acuerdo por Ayala y Heredia con Osvaldo Valiño, presidente del San Lorenzo de Almagro. 

 

De esta manera, los caminos de los inseparables amigos siguieron de nuevo el mismo rumbo esta vez de Argentina a España se les presentó juntos en el Vicente Calderón en el verano de 1973. Llegaron como unos melenudos despreocupados (Ayala 23 años y Heredia, 22) y se hicieron hombres a orillas del Manzanares. En el siguiente capítulo de este Especial conoceremos sus trayectorias en la ribera del Manzanares. 

OTROS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com