· 

Ajax 0-6 Juventus: Set en el Teresa Herrera

Los de Lippi pasaron por encima de los de Van Gaal dos meses después de enfrentarse en la final de la Champions

Set en blanco en Riazor. La Juventus arrolló al Ajax en la semifinal del Teresa Herrera. 0-6, nada más y nada menos. Aunque solo fuese pretemporada (9 de agosto de 1996) llevarse media docena duele, tratándose en este caso de la reedición de la final de la Champions League que los bianconeri se llevaron contra los de Ámsterdam dos meses antes en los penaltis. La Juve de Lippi, vigente campeona europea, mostró su tremendo poderío ante un Ajax de Van Gaal debilitado por la fuga de algunas de sus estrellas emergentes. Padovano, autor de un hat-trick, Del Piero, Amoruso y Di Livio destrozaron sin contemplaciones a los valores de la factoría ajacied. Rodillo bianconero en La Coruña. 

 

Este amistoso estuvo encuadrado en el contexto noventero de la Copa de Europa. Además de finalistas de la pasada edición, neerlandeses e italianos monopolizaron durante un lustro las finales de la competición. El Ajax ganó al Milan en 1995 y luego perdió ante la Juventus en 1996. La Vecchia Signora, después de vencer a los de Países Bajos, perdió contra el Borussia Dortmund en 1997 y el Real Madrid en 1998. Dos finales consecutivas del Ajax (una victoria y una derrota) y tres de la Juve (un triunfo y dos derrotas). Además, durante la temporada de este 0-6, ambos volvieron a verse las caras en las semifinales de la Liga de Campeones, donde la escuadra turinesa fue un obstáculo insalvable para un Ajax de fin de ciclo, ya con la salida de Van Gaal al Barcelona y con la del resto del grueso del equipo. 

 

Nada tuvo que ver este Ajax con el que jugó la final de la Champions ante la Juventus. Davids, Finidi, Kanu y Reiziger abandonaron la capital de Países Bajos y Van Gaal lidió con lo que le quedaba, que no era poco. Overmars, Litmanen, Kluivert, Van der Sar, los hermanos de Boer y Bogarde se mantenían como los supervivientes del equipo que ganó la Liga de Campeones al Milan, un año antes de caer ante la Juventus. Algunos de ellos estuvieron en el once de Van Gaal en el 0-6 de Riazor: Van der Sar; Mariano Juan, Márcio Santos, Scholten, Frank de Boer; Ronald de Boer, Louhenapessy, Musampa; Wooter, Kluivert y Van den Bergh. No vimos en La Coruña a Overmars ni a Bogarde. Tampoco a Babangida, fichado ese mismo verano del Roda, una de las revelaciones de la 1996/97.

 

El 0-6 se produjo en el verano de la reconstrucción del campeón de Europa, coincidiendo con le llegada de la Ley Bosman al mercado. La Juventus se deshizo de Paulo Sousa y de los veteranos Vialli, Ravanelli y Vierchowod. Todos ellos jugaron como titulares la final del Olímpico de Roma ante el Ajax. ¿Y qué? Para que preocuparse si se contrató a Zidane, Vieri, Montero, Bokšić... Zidane llegaba del Girondins para poner la imaginación junto a Del Piero. Pinturicchio, a sus 22 años, era la estrella por encima de Zizou. A todo ello se uniría la explosión de Vieri. El nivel aumentó, Lippi contaba quizás con el mejor equipo de la historia juventina. Esta combinación se mostró en el tremendo once que vapuleó al Ajax en Riazor: Peruzzi; Iuliano, Ferrara, Montero, Pessotto; Conte, Deschamps, Zidane; Del Piero; Padovano y Bokšić. Mamma mia!

 

Hat-trick de Padovano para empezar

La media docena de goles puso de manifiesto las intenciones de Lippi respecto a esta temporada. Su nueva Juventus jugaría al ataque sin contemplaciones, dejando en mal lugar a los que la tildaban de defensiva. El ensayo ante el Ajax resultó una cascada de fútbol fantasioso, sin dejar de lado la habitual versión de escuadra compacta. La goleada tuvo sus nombres propios, claro está. Del Piero y Zidane pusieron la creatividad, Padovano la pegada y Amoruso y Di Livio, cuando salieron en la segunda parte, mostraron lo caro que saldría entrar en el once. Fue un partido redondo, en primer lugar, de Padovano, delantero centro suplente que cumplía con creces cuando Lippi lo requería. Padovano se apuntó los tres primeros golesInauguró el marcador en el minuto 18, al anticiparse a Frank de Boer y cabecear por la escuadra un saque de esquina botado por Del Piero al primer palo. El segundo lo marcó al transformar un penalti cometido por Del Piero en el minuto 22, cuatro minutos después del primero. Ya en la segunda parte, en el minuto 60, marcó el tercero. Un gol de bellísima factura. Padovano recibió en profundidad de Zidane, aguantó el balón, avanzó en diagonal hasta la frontal y la cruzó con una rosca perfecta de zurda. 

 

Del Piero, Amoruso y Di Livio cierran el set

El Ajax recibió esta paliza una semana antes del inicio de la Eredivisie. Estaba más rodado que la Juventus, que comenzaba la Serie A un mes después del Teresa Herrera, el 8 de septiembre. Sin embargo, nada de eso se notó. Van Gaal echó en falta el desborde de Overmars. Con Wooter y Van der Bergh no bastó y Kluivert, pese a sus recursos técnicos, fue insuficiente ante una zaga que se tomó el amistoso como si de una final se tratase. Lippi probó a Montero e Iuliano junto a Ferrara y salió satisfecho de la consistencia defensiva. El conjunto transalpino funcionaba como un reloj y llegaba al ataque con incursiones de calidad. Después de los tres goles de Padovano, cayeron los tres siguientes. Del Piero anotó el cuarto con un toque sutil sobre la salida de Van der Sar en el minuto 61. Golazo marca de la casa, con asistencia de Zizou. Van Gaal, encogido en su libreta, dio entrada a Litmanen con el fin de maquillar la goleada. Pero ni así. A Lippi, en cambio, le funcionaron hasta los cambios. Amoruso y Di Livio, que entraron por Padovano y Del Piero, fabricaron entre sí las dos últimas dianas. Amoruso marcó tras un servicio de Di Livio en el minuto 80 y Di Livio firmó el sexto tras un pase de Amoruso en el minuto 90. Set, 0-6.

 

El Botafogo campeón jugando con la camiseta del Deportivo

Una vez consumada la goleada, el Ajax se enfrentó al Deportivo de La Coruña por el tercer y cuarto puesto. El anfitrión había caído 1-2 ante el Botafogo. Pues el Dépor de Toshack ganó 2-0 al Ajax con goles de Naybet y Madar. Los herculinos quedaron terceros y los de Van Gaal últimos. Dos derrotas en dos partidos, incapaces de meter un solo gol. Por otro lado, Juventus y Botafogo protagonizaron una de las mejores finales del Teresa Herrera. Acabó 2-2 durante los noventa minutos y 4-4 al final de la prórroga, con hat-trick de Amoruso y doblete de Túlio Maravilha. ¡Hubo ocho goles y tres expulsiones! Torricelli, Montero y Ametrano dejaron a los de Lippi con ocho; Otacílio, del Fogão, también vio el camino de los vestuarios. El Botafogo ganó la tanda de penaltis (0-3) y el Teresa Herrera se marchó a Brasil. El conjunto brasileño, por cierto, protagonizó una anécdota llamativa. Jugó la final con la camiseta del Deportivo porque viajó a España sin más equipación que la primera, de rallas horizontales negras y blancas como la de los de Turín. El Dépor le prestó la suya, lo que le dio el apoyo de Riazor y, además, suerte. Venció, guiado por Túlio, a la Juve de Lippi que venía de destrozar 0-6 al Ajax. 

OTROS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com