· 

El Arsenal de los invencibles

Ganó la Premier 2003/04 sin perder un solo partido: 26 victorias y 12 empates

Los campeones de la Premier League de la temporada 2003/04. Conocidos como el Arsenal de los invencibles. Un apelativo tal porque ganaron el campeonato imbatidos, sin conocer la derrota durante las 38 jornadas que se disputaron. El Arsenal FC sumó 26 victorias y 12 empates. Le sacó 11 puntos de diferencia al Chelsea FC, el segundo clasificado. El combinado gunner, además, fue el más goleador (73 goles) y el menos goleado (27 goles) del campeonato, gracias a la productividad anotadora de Henry y a la solvencia defensiva en torno a la portería de Jens Lehmann. Un campeón sin fisuras. Pocas veces se logra un título sin perder un solo partido. El Arsenal invencible 2003/04.   

 

El momento clave para alzarse con el título residió en el inicio de la segunda vuelta, con las 11 victorias consecutivas de los gunners, 9 de ellas en la Premier y 2 en la Champions ante el RC Celta de Vigo en los octavos. El combinado de Arsène Wenger ocupaba la segunda plaza cuando empezó su racha ante el Middledsbrough (4-1) en la jornada 21. Por entonces, contaba con 49 puntos, a uno del líder, el Manchester United, con 50. No obstante, en la jornada 29, cuando sumo su noveno triunfo consecutivo en la Premier, ya tenía bien amarrada la primera plaza. Con 9 de ventaja respecto al Chelsea de Claudio Ranieri: Arsenal 73 puntos y Chelsea, 64. El mejor Arsenal de la temporada se fraguó de enero a marzo. 

La remontada al Liverpool

 

Para no perder ningún partido en la competición regular durante tantos meses -desde agosto hasta mayo-, se precisa, a parte del componente futbolístico, un caracter ganador inquebrantable. Es lo que demostró el Arsenal ante el Liverpool FC en Highbury en la jornada 32. La escuadra gunner venía de caer eliminada ante el Chelsea en la Champions League y al descanso perdía 1-2 ante los reds. Wenger, en la caseta, convenció a los jugadores de que podían remontar y estos se comieron a los de Gérard Houllier en la segunda parte. El Arsenal salió enchufadísimo y Pirès y Henry ya habían dado la vuelta al partido en dos minutos: 49 y 50. Tití estableció el definitivo 4-2 en el 78´  y cerró el partido con un hat-trick. El fortín de Highbury. El Arsenal, por tanto, venció 4-2 al Liverpool, cerró la herida de la eliminación en la Champions y amarró el título de la Premier.

 

El método Wenger

 

Esta temporada supuso el punto culminante del largo periplo de Arsène Wenger al frente del Arsenal. Los mejores momentos de sus 22 años en el banquillo londinense, junto a la final de la Champions de 2006. El de Estrasburgo transformó por completo al club, ante todo, en la política de fichajes y en el estilo de juego. Por un lado, captó a jóvenes promesas, las formó y las convirtió en estrellas. Ejemplos de ello: Thierry Henry, Robert Pirès, Patrick Vieira, Fredrik Ljunberg y, más adelante, Cesc Fàbregas. Todos ellos, prácticamente, alcanzaron el mejor nivel de sus carreras en el conjunto inglés.

 

Y, por otro lado, Wenger también modificó de forma radical la idiosincrasia de juego. Antes del alsaciano, el Arsenal era uno de los conjuntos británicos de mayor arraigo al tradicional estilo físico y directo. Wenger transformó al Arsenal a un concepto más moderno. Nada de pelotazo. Buen trato al balón, mezclando posesión y transición rápida a la contraNo obstanteaunque el Arsenal se manejó en el ataque en estático, resultó más letal al contraataque por la velocidad de Henry, Pirès y Ljunberg. 

RADIOGRAFÍA DEL ARSENAL DE LOS INVENCIBLES 

 

El mejor Arsenal coincidió con el mejor Thierry Henry. Tal cual. Tras emerger en sus inicios en el AS Mónaco como un futuro crack, dispuso de un paso testimonial en la Juventus de Zinedine Zidane. Wenger, que había seguido su evolución, se lo llevó al Arsenal en la 1999/00 y sacó lo mejor de él. El entrenador encontró en Titi a la piedra angular sobre la que asentar el proyecto. Lo más importante es que lo alejó de la banda y lo situó en el centro. Y Henry se convirtió en uno de los mejores nueves del mundo. Los números muestran su evolución hasta la temporada de los invencibles: 17 goles en la Premier 1999/00, 17 en la 2000/01, 24 en la 2001/02, 24 en la 2002/03 y 30 en la 2003/04. Los 30 goles de Henry en la Premier (su mejor marca en una temporada) le valieron la Bota de Oro y el Pichichi en la 2003/04. Henry, decisivo, siempre apareció en los grandes partidos. Una leyenda.

Del mismo modo, Robert Pirès también resultó importantísimo y formó una enorme sociedad junto a Henry en Highbury. El francés había destacado en el Olympique de Marsella y tenía pie y medio en el Real Madrid -al igual que Henry cuando estaba en el Mónaco-, pero, finalmente, se decantó por el Arsenal. Pirès tenía la misión de hacer olvidar a Marc Overmars y, al igual que Henry, también explotó en el Arsenal. D´ Artagnan prontó se ganó a Highbury por su altísimo nivel técnico y por su calidad. El francés, pese a ser centrocampista, aseguraba más de 10 goles por temporada. En la 2003/04, Pirès anotó 16 goles en la Premier, muchos de ellos de bella factura, y sirvió otros tantos a Henry. La conexión francesa. Una dupla que se entendía con solo mirarse. Dos piezas básicas de una alineación que todavía se recita de memoria en los mentideros londinenses. 

 

Wenger ensambló las piezas durante años y, al final, el resultado fue un enorme once titular: Lehmann; Lauren, Kolo Touré, Campbell, Cole; Ljunberg, Vieira, Gilberto Silva, Pirès; Bergkamp y Henry. Lehmann, garantía para reemplazar a David Seaman bajo palos. Kolo Toure y Sol Campbell, una pareja de centrales difícil de rebasar, repleta de fuerza. Lauren y Ashley Cole, dos laterales ofensivos y profundos. Gilberto Silva, el equilibrio; Vieira, la potencia física para romper las líneas rivales. La versatilidad de Ljunberg y la exquisitez de Pirès en los costados. Y Henry y Bergkamp en la delantera, dos figuras cruciales en la evolución del proyecto de Wenger. Y, por último, un banquillo con recambios de calidad: Kanu, Parlour, Edu, José Antonio Reyes, Chichy, Cygan, Wiltord y Keown. Los invencibles. Arsenal 2003/04. 

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com