· 

La Portugal de la Eurocopa de 1996

  • De pie: Vítor Baía, Fernando Couto, Paulo Sousa, Oceano, Hélder y Rui Costa.
  • Agachados: Secretário, João Pinto, Domingos Paciencia, Paulinho Santos y Figo.

 

La Selección de Portugal que se clasificó para la Eurocopa de Inglaterra 1996. Un prometedor combinado. Joven y talentoso. El seleccionador, Toni Oliveira, priorizó el espíritu de equipo por encima de las individualidades. Pero sin renunciar, eso sí, al enorme potencial de las mismas: Figo, Rui CostaJoão Pinto y Paulo Sousa. Cuatro artistas del balón que marcaban el sello atractivo de la Seleção das Quinas. Además, Toni Oliveira tenía a su disposición otras opciones más que interesantes: el olfato de gol de Domingos, la contención de Oceano, las peligrosas subidas de Secretario y Paulinho Santos, la contundencia de Fernando Couto y Hélder y el alto nivel de Vítor Baía en la portería. Y como alternativas más reconocibles: Sá Pinto, Jorge Cadete, Dimas, Vítor Paneira, Hugo Porfirio y Rui Correia. En definitiva, una joven Portugal con algunos de los integrantes que conquistaron los Mundiales Sub-20 de 1989 y 1991. La prolífica cantera lusa. 

 

Esta generación rescató del ostracismo a la Selección de Portugal. De hecho, hacía 10 años que el combinado portugués no disputaba una fase final de un campeonato. En concreto, desde la Copa del Mundo de México 1986. Por tanto, hasta la Eurocopa de Inglaterra, Portugal se perdió los últimos cinco torneos: Eurocopa de 1988, Mundial de 1990, Eurocopa de 1992 y Mundial de 1994. La Seleção das Quinas volvió a ausentarse en el Mundial de 1998, sin embargo, a partir de entonces, ya no faltó a ninguna cita y estrenó su palmarés. En 2004, ya con Cristiano Ronaldo, quedó subcampeón de la Eurocopa que se disputó en su país y en 2016 se hizo con el título de campeón de Europa

 

En la Eurocopa de 1996 estaba entre las candidatas a revelación y el inicio prometedor incrementó la ilusión. Quedó primera de su grupo con 7 puntos, por delante de Croacia (6 puntos), Dinamarca (4 puntos) y Turquía (0 puntos). Portugal dejó atr´ás a la actual campeona, Dinamarca, y a la tercera del Mundial de Francia, la Croacia de Davor Suker. Portugal debutó en Sheffield con un 1-1 ante la dinamita roja, con goles de Brian Laudrup y Sá Pinto. En el siguiente partido, Fernando Couto dio el triunfo (1-0) ante Turquía. Y, por último, Portugal goleó 0-3 a Croacia con tantos de Figo, João Pinto y Domingos. El combinado luso cerró la liguilla realizando el mejor partido del torneo ante los vatreni.

 

En los cuartos, los de Toni Oliveira se presentaban como favoritos ante la semidesconocida República Checa de Nedved, Berger y Poborsky. El cuadro checo se había clasificado por det´ras de Alemania y había dejado fuera a Italia (subcampeona del Mundo) y a Rusia. No obstante, sobre el papel, Portugal partía como favorita. Pero la República Checa le sorprendió. La eficiente organización de los de Dusan Uhrin neutralizó a Figo y Rui Costa y Portugal no encontró el camino del gol. Poborsky, de preciosa vaselina, decidió el duelo y eliminó a Portugal. La República Checa llegó a la final y rozó el título ante Alemania. Portugal, en todo caso, dejó una sensación agridulce. El fútbol portugués dio muestras de un futuro prometedor, pero se marchó a casa con la sensación de haber podido ofrecer más en Inglaterra.

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com