· 

El Villarreal subcampeón de Liga

Alcanzó la mejor clasificación de su historia en la 2007/08 

Acumula 21 temporadas en Primera División desde su primer ascenso en 1998. Ha ganado la Europa League en 2021 y rozó la final de la Champions League en 2006. En la 2007/08 vivió su mejor campaña en Primera División, con el histórico segundo puesto en la clasificación. Este Villarreal CF superó en la tabla a FC Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla FC y Valencia CF. Solo el Real Madrid, el campeón de Liga, quedó por delante de los de Manuel Pellegrini. El técnico chileno situó a los groguets en la élite mediante un estilo definido de ataque, posesión y creatividad. Robert Pirès, Santi Cazorla y Marcos Senna formaron un centro del campo excelso y garantizaron el gusto por la pelota. Nihat Kahveci, máximo anotador del equipo, y Giuseppe Rossi desatascaron numerosos partidos con su pegada. Mientras que Diego Godín y Diego López emergieron como magníficos descubrimientos. El Villarreal subcampeón de Liga. 

 

La llegada de Godín tras la espantada de Ayala

Después de rozar la final de la Champions en 2006, daba la impresión de que había tocado techo. Pero de nuevo se superó y sorprendió. Y eso que esta vez, sin Forlán y Riquelme, el reto se presumía más difícil. Fernando Roig y José María Llaneza rearmaron al equipo y el acierto de los fichajes resultó clave en el éxito posterior. Cazorla volvió con galones de su cesión al Recreativo y, además, se incorporó a Rossi, Diego López, Capdevila, Ángel, Mavuba, Eguren y Godín.

 

Diego Godín llegó tras la espantada de Ayala en pretemporada. El ex del Valencia tan siquiera llegó a debutar: acordó su traspaso al Real Zaragoza mediante el abono de los 6 millones de euros de su cláusula. El submarino se quedó sin su refuerzo de lujo, al que reemplazó con un prometedor central uruguayo de 21 años del Nacional de Montevideo: Diego Godín. Salió ganando el Villarreal. Ayala, ya veterano, sufrió el descenso a Segunda con el conjunto maño; Godín, por su parte, se hizo con un sitio, empezó a forjar su leyenda y quedó subcampeón de Liga. En definitiva, excepto Mavuba, todos los fichajes fueron básicos en los esquemas de Pellegrini. El Villarreal marcó su primer gol importante antes de empezar tan siquiera la temporada. 

 

El Villarreal de los récords

El Real Madrid ganó la Liga con 85 puntos, mientras que el Villarreal sumó 77 puntos (24 triunfos, 5 empates y 9 derrotas). El FC Barcelona se encontró inmerso en el fin de ciclo de la era Rijkaard y quedó tercero con 67 puntos, a diez del submarino. El Madrid dominó el campeonato con autoridad y el Villarreal le disputó el título mientras aguantó el desgaste de disputar tres competiciones. Incluso le pudo arrebatar el liderato en la jornada 13, tras el empate de los blancos ante el Murcia. La victoria aupaba a los groguets al primer puesto, pero empató 1-1 ante el Almería de Unai Emery en El Madrigal y desperdició esta oportunidad. El cuadro groguet sería líder en solitario por primera vez en su historia en la jornada 6 de la 2015/16, con Marcelino de entrenador. El Villarreal, en la 2007/08, destacó, por encima de todo, por la constancia. Un alarde de regularidad. Tanto es así que se situó en los puestos de Champions League entre los cuatro primerosdurante 35 de las 38 jornadas. Prácticamente todo el campeonato en su totalidad.

 

El conjunto castellonense amarró el subcampeonato y el acceso directo a la Liga de Campeones en la jornada 36. Ganó 0-2 al Recreativo en el Nuevo Colombino, con goles de Nihat y Guille Franco, y celebró por todo lo alto la gesta, con dos jornadas de antelación para el final. Además, acabó La Liga con seis victorias consecutivas en las seis últimas jornadas: la mejor racha de triunfos de la temporada. Si algo caracterizaba al Villarreal de Pellegrini es que empezaba y finalizaba las ligas enchufado. En plena forma.  

 

A parte del segundo puesto, se establecieron otros récords vigentes: el de más puntos en una temporada (77), el de más partidos ganados (24), el de más victorias a domicilio (12) y el de más goles marcados fuera de casa (30). El Villarreal también fue el mejor equipo visitante de Primera en la 2007/08. Lejos de El Madrigal sumó 36 puntos (12 victorias y 7 derrotas) y superó los 34 puntos del Real Madrid (10 victorias, 4 empates y 5 derrotas). A este respecto, el submarino amarillo asaltó campos tan difíciles como el Camp Nou, el Vicente Calderón, Mestalla y San Mamés. A domicilio, los de Pellegrini se sentían más cómodos explotando el espacio y el contraataque, mientras que como locales acumulaban largas posesiones de balón y atacaban en estático. Un conjunto completo. Con plan A y plan B. 

 

Azote de los grandes

Logró una amplia cantidad de puntos en los duelos directos ante los grandes, lo que le dio una ventaja crucial que se reflejó en la clasificación. Con valentía y competitividad decantó los partidos a su favor ante los rivales más duros. Se creció ante ellos. De hecho, venció por partida doble al FC Barcelona, al Atlético de Madrid y al Valencia CF: 3-1 a los culés en El Madrigal y 1-2 en el Camp Nou, 3-4 a los colchoneros en el Vicente Calderón y 3-0 en El Madrigal y 0-3 a los ché en Mestalla y 3-0 en El Madrigal. También superó al Sevilla FC de Juande en casa, al que venció 3-2 tras remontar un 1-2. Solo el Real Madrid fue capaz de ganar al Villarreal en ambos partidos: 0-5 en El Madrigal –la mayor goleada en contra del curso– y 3-2 en el Santiago Bernabéu. A parte de estas dos derrotas, también perdió ante el Osasuna (3-2), Zaragoza (4-1), Valladolid (2-0), Betis (0-1), Espanyol (3-2), Sevilla (2-0) y Almería (1-0).

 

Rotaciones y más de once titulares

 

Por otro lado, en las otras competiciones, los de la Plana Baixa cayeron en los dieciseisavos de la Copa de la UEFA ante el Zenit de Arshavin (campeón de esta UEFA) y en los cuartos de la Copa del Rey ante el FC Barcelona. Al estar inmersos en tres competiciones, Manuel Pellegrini realizó rotaciones y contó con más de once titulares. Aunque sí se distinguió a una alineación tipo, el chileno dosificó esfuerzos en la medida de lo posible. Solo Marcos Senna y Capdevila disputaron más de 30 partidos como titulares en La Liga, lo que da una idea de lo repartidos que estuvieron los minutos según que posiciones. 

 

La portería y la pareja de centrales cambiaron de dueño en el ecuador del curso. Pellegrini confió en Viera y en la veteranía de Fuentes y Cygan en la primera vuelta. Diego López, Gonzalo y Godín tiraron la puerta en la segunda mitad del campeonato. Completaron la defensa Javi Venta, más presente que Ángel en el lateral derecho, y Capdevila. Estos fueron más extremos que laterales, con una labor básica de amplitud en el 4-4-2 (en ocasiones 4-2-3-1) de Pellegrini. Javi Venta/Ángel y Capdevila ocuparon las bandas, mientras que los interiores se movieron por dentro. Sin bandas. En este sentido, Cazorla y Pirès actuaron como mediapuntas y Senna y Eguren formaron un doble pivote consistente. Mención especial para Senna, capitán general del Villarreal, sin olvidar los detalles técnicos de Pirès y Cazorla. Por su parte, como recambios en la medular estaban Cani, Matías Fernández y un joven Bruno Soriano. Y, para finalizar, cuatro delanteros con gol. Nihat (Pichichi del equipo con 18 goles) y Rossi como titulares, con Guille Franco y Tomasson en la recámara. Tal y como hemos visto, el submarino contaba con un equipo completo en todas las líneas. Con tres representantes en la España campeona de la Eurocopa de 2008: Senna, Capdevila y Cazorla. El histórico Villarreal subcampeón de Liga. 

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com