· 

Fichajes del Valencia CF 1992/93

González, Mendieta, Álvaro Cervera y Belodedici

  • José Luis González. Portero de rápida reacción bajo palos. Ágil y elástico. Célebre por el penalti que le paró a Djukic y por reemplazar a Arconada en la meta de la Real Sociedad. Se formó en las categorías inferiores de la Real, a la sombra de Arconada y Elduayen. Tras la retirada de Arconada –con Elduayen en el Atlético de Madrid– fue indiscutible en la meta txuri-urdin durante tres temporadas seguidas y, en la 1992/93, fichó por el Valencia. El conjunto ché le incorporó para reemplazar a Ochotorena y competir con Sempere. Este último, a sus 34 años, vivió su segunda juventud y dejó a González en un segundo plano. Este vivió su momento culminante con el pena máxima que le detuvo a Djukic en el Deportivo-Valencia de la última jornada de la 1993/94: le negó La Liga al Superdepor y se la dio al Barcelona. 
  • Gaizka Mendieta. Entonces contaba con apenas 18 años. Un diamante por pulir. Disfrutó de un 1992 meteórico: debut con el primer equipo del CD Castellón a principios de año, asiduo del once albinegro hasta el final de temporada y, como culminación, el fichaje por el Valencia. Mendieta inició su andadura en el Mestalla, donde su progresión no pasó desapercibida para el entrenador, Guus Hiddink. El holandés le premió con minutos ante el Cádiz y el Oviedo en las dos últimas jornadas. No obstante, Héctor Nuñez fue el primer técnico que apostó fuerte por Mendieta en la siguiente campaña. Así, con el paso de los años, Mendieta se coció a fuego lento jugando en diversas posiciones, hasta que explotó y se convirtió en uno de los mejores centrocampistas del mundo. El murciélago del Valencia. 
  • Álvaro Cervera. Tras el descenso del Mallorca, se presentaba como una de las opciones más apetecibles del mercado. Contaba con dos ofertas importantes. Real Madrid y Valencia. Eligió el proyecto valencianista. Con el de Fernando Poo, el Valencia enriqueció su nómina ofensiva, que ya contaba con Fernando, Penev y Eloy. Hiddink combinó a los cuatro en el ataque y el equipo ché se situó como el cuarto más realizador de La Liga. La afición apreció el estilo técnico y vistoso de Álvaro, un puñal en la banda izquierda. Aportó asistencias y soluciones a balón parado, en especial en los golpes francos directos. También dejó golazos, como el que anotó a Zubizarreta en el Valencia 3-4 Barcelona de Mestalla. Solo las lesiones le frenaron y le impidieron tener mayor continuidad en las siguientes temporadas. 
  • Miodrag Belodedici. Para reemplazar a una leyenda como Ricardo Arias, el Valencia desembolsó 300 millones de pesetas al Estrella Roja por uno de los defensas con más cartel. El rumano pasó a la historia como el primero que logró dos Copas de Europa con dos clubes diferentes: Steaua Bucarest y Estrella Roja. Por lo tanto, a sus 28 años, desembacó en la capital del Turia como un fichaje de campanillas. Prestigioso y contrastado. La realidad, sin embargo, fue bien distinta: mostró una de esas grandes contrataciones que no cumplió con las expectativas. Tan interiorizado tenía su rol de líbero, junto a otros dos zagueros, que no funcionó en el sistema de dos centrales. Mestalla, eso sí, admiró su espectácular salida desde atrás, con esa técnica tan depurada.

MÁS ARTÍCULOS


Escribir comentario

Comentarios: 0

                                           Quienes somos

             

                                                      Contactános en: elfutboldeayer@gmail.com